cultivar marihuana balcon

Las semillas de marihuana feminizadas son aquellas que han sido manipuladas genéticamente para producir únicamente plantas hembra. Tendremos que estar mirando si se seca, si no se seca, echando más agua, dejando más agua de lo que toca por si se me seca que me tengo que ir… Esas prácticas hacen que las semillas un día u otro se sequen, se pudran de tanta agua, y esa vez fallarán muchas en la germinación, las semillas no tienen la culpa.
Es muy importante que en los cultivos de exterior se coseche antes de que empiece el mal tiempo, para ello se debe calcular el tiempo de floración de la planta, si sigue floreciendo y hay mal tiempo es probable que coja hongos y no termine de hacerse, ya que las horas de luz natural descienden y el viento y el agua no son buenos aliados para cultivar marihuana.
Controla las semillas a frecuente, conforme vayan brotando, pásalas an un tiesto del tamaño de un yogur sobre 0, 20-0, 40 cl. Escoge una buena mundo, llenan el tiesto sin apretar, riega primero ( es recomendable regar antecedentes original amnesia las 2-3 primeras semanas con alentador de raíces) y luego introduce la semilla como mucho a 0. 5 cms de profundidad, con la raíz hacia abajo; cubriendo ligeramente la semilla con el sustrato mojado.
Con una única planta de cannabis se pueden obtener cientos en incluso miles de semillas y los factores principales de los que depende el nivel de producción son el tamaño de la propia planta productora y la optimización del proceso de polinización durante la fase de floración.
Se dice que Chemdawg es el padre de las variedades de marihuana OG Kush y Sour Diesel y que la planta originaria proviene de una semilla de alta calidad comprada por Chemdog, el propio criador, quien desarrolló nuevas lineas derivadas de la genética original.
comprar semillas de marihuana , es un cruce entre una sativa y una rudelaris, para crear una variedad auto, posteriormente fue cruzada con Tutankhamon que es una selección de Ak47, con lo que se asegura una planta de alto contenido en THC y de un efecto sativo contundente.
Si bien es cierto que la apariencia de ambas semillas (las normales y las autoforecientes) es la misma, también es verdad que éstas últimas son más pequeñas, al tiempo que brindan una producción menor que sus hermanas”, debido al poco tiempo que transcurre entre la entre la germinación y la floración.
Las semillas de marihuana Autoflorecientes son una variedades con genéticas de zonas cercanas a los polos, en donde en verano el sol no desaparece durante toda la estacionalidad, por lo que estas variedades no son susceptibles del fotoperiodo que rige la floración del cannabis.
Las plantas autoflorecientes están en auge, son muchas las personas que ya sea por su facilidad de cultivo, tamaño rapidez prefieren el cultivo de plantas automáticas para la temporada de exterior sin dejar de lado claro está las plantas de marihuana regulares feminizadas.
La temporada para plantar marihuana en exterior en el Hemisferio Norte se comprende entre Abril y Junio para cosechar normalmente durante Septiembre-Octubre en cambio, en el Hemisferio Norte, va desde Octubre-Diciembre para cosechar en términos generales sobre Marzo-Abril.
A partir de la década de los 70’s algunos pioneros de la cría de cannabis observaron el potencial que escondían estas variedades autoflorecientes, y comenzaron a cruzarlas con variedades de marihuana con alto contenido de THC, con el propósito de aprovechar estas genéticas autoflorecientes que aportaban rapidez de floración, pequeña estatura, aclimatación a zonas frías y resistencia a los insectos y enfermedades locales.
La temperatura media de un cultivo de interior en invierno, no debe variar más de diez grados centígrados estando el foco apagado encendido, las autos tienden a estresarse con facilidad con este tipo de cambios y son variedades a las que no les gusta nada el frío.